soy consultor (con perdón), por Carlos Abadía

 

 

 

 

 

 

 

 

Muchas gracias Sr. Abadía, muchas gracias por escribir un libro donde se aborda todo lo que hace falta para ser un consultor y además que éste tenga éxito. Mi impresión es que, en la sociedad actual, los consultores no tienen buena fama y dedicarse a este oficio, parece más bien enfocar tu carrera hacia una entorno algo hostil. Pero ¿por qué sucede esto? Posiblemente porque es un mundo con un gran intrusismo y donde cualquier parece poder apuntarse a la tarea de la consultoría. Es por esta razón que, con gran respecto hacia estos profesionales, yo prefiero el nombre de asesor para oficios a medio camino entre la empresa y el consultor.

Este mes de enero, está siendo algo complicado en aspectos relacionados con el trabajo, el inicio del nuevo año, la formación, etc. y no encontraba el momento para presentar este buen trabajo titulado «Soy consultor (con perdón)» de Carlos Abadía

A lo largo de todo el texto, el autor nos habla de método, planificación, de compromiso con el trabajo, con la empresa, con el cliente, de participación 100% en el negocio, etc. aspectos todos, clave en un consultor, que no vende humo, sino que participa de las actividades de la empresa en momentos incluso cruciales de ésta. 

Abadía divide su libro en tres partes: consultor, venta y consulta.

En la primera parte, el consultor, explica los elementos clave para ser un buen consultor: conocimiento del producto, conocimiento de la empresa, habilidades sociales, capacidad de comunicación, sentido común, disciplina y creatividad, son capacidades mínimas que se requieren para desarrollar con éxito el oficio. También son fundamentales en el mundo de la empresa. 

En la venta, la segunda parte, desarrolla los elementos fundamentales centrados en esta tarea y que, desde mi punto de vista, pueden tener aplicación para cualquiera que desarrolle sus actividades en el sector de los servicios profesionales, ya que las ideas aportadas por Carlos Abadía tienen gran interés y un enfoque eminentemente práctico. La optimización del proceso comercial en sus diferentes fases, juega un importante papel en la parte central del libro. 

Para finalizar, en la consulta, se analizan precisamente eso, las consultas, que no son otra cosa que lo que vende un consultor. Plazos, clientes y sufridores de las acciones del consultor, ya que normalmente es diferente el que te contrata que el que te sufre, integración en la organización, y en definitiva todo lo relacionado con la planificación y la ejecución, forman parte de esta última parte, que se centra más en la metodología de trabajo del consultor.

Insiste mucho Carlos Abadía durante el libro, que para esto de ser consultor hay que valer, y que no se puede vender humo, sino aire fresco. Estoy totalmente de acuerdo con él.

Agradezco mucho este libro que nos permite aprender todo lo que el autor nos quiere enseñar de sus numerosos años de experiencia. Desde aquí, os recomiendo a todos el libro y decidáis si queréis dedicaros a la consultoría. (pablo jiménez – otromarketing) 

Comentarios relacionadas

El efecto riverside, por el Dr. Montgomery Lee P.D.F. 

 

2 comentarios en “soy consultor (con perdón), por Carlos Abadía”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.