dueño del tiempo, por Ian Cooper

¿Cuántos libros relacionados con la gestión del tiempo has leído? Supongo que, como en mi caso, unos cuantos. Fundamentalmente porque esperas encontrar algunos trucos que te permitan arañar unos minutos al reloj y así parezca que el día tiene 25 o 26 horas y no 24, como sucede en la realidad. Lo cierto es que todos estos libros (he leído más de dos) son excesivamente académicos y en la mayoría de las ocasiones te animan a poner en práctica complejos métodos de administración del tiempo que necesitan de un periodo de adaptación excesivamente largo y que en la mayoría de las ocasiones no tienes (precisamente por esa razón te animas a leer un libro de este tipo).

Pero este no es el caso de «Dueño del tiempo» ya que su autor, Ian Cooper, nos invita a gestionar de manera más acertada este recurso tan escasísimo y que todos tenemos por igual. A través de pequeños capítulos, Cooper va pasando por diferentes etapas que nos ofrecen ideas prácticas para administrar nuestro tiempo de un modo mucho más apropiado. Para él, lo fundamental por encima de otras muchas cuestiones, es la planificación y asignar momentos de realización para cada una de las tareas. Es decir, si tenemos que desarrollar una tarea, hay que planificarla y asignarla un tiempo de realización. De este modo viviremos mucho más relajados sabiendo que existe un momento para cada cosa. Además también nos invita a gestionar en periodos de 15 minutos, olvidando los tradicionales tramos de 30 minutos que suelen esconder ladrones de tiempo en su interior ¿Recuerdas la última vez que cerraste una reunión a las 10.15?

Puede sorprender que todos los capítulos se inicien con la palabra «Controlar» en el título. Es así, porque eso es lo que pretende el autor, que controlemos el tiempo (poco o mucho) que tenemos a nuestra disposición para emplearlo de la manera más óptima posible: controlar las llamadas telefónicas, controlar los correos electrónicos, controlar las reuniones, controlar la salud e incluso controlar los momentos de ocio y en especial, controlar a los ladrones de tiempo. Puede parecer algo excesivo, pero te garantizo que no lo es. Llega un momento en que los conceptos de administración y gestión parecen no ser suficientes.

«Adquiera dominio sobre su jefe» es un capítulo que me ha gustado de manera especial y que, desde mi punto de vista, aporta muchísimo valor, en especial la parte final titulada «Seis maneras de decir no a su jefe». Pero el mejor de los consejos relacionados con el tiempo se repite en diferentes ocasiones a lo largo del libro, ya que Ian Cooper sostiene que es clave, en primer lugar, definir un tiempo de ocio para uno mismo y en función de esa elección, proceder a la asignación de tiempos para el resto de tareas.

En definitiva, te invito a que inviertas algo de tu valioso tiempo en leer este fantástico libro (pablo jiménez – otromarketing.es)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.