desarrollo de competencias de mentoring y coaching, por Beatriz Valderrama

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué diferencias existen entre mentoring y coaching? ¿Muchas, ninguna, suenan parecido pero no son lo mismo? ¿Suenan parecido y en realidad son lo mismo? ¿Qué hace falta para ser un buen coach y para ser un buen mentor? ¿Podemos ser todos, con un poco de esfuerzo, buenos mentores? ¿El mentor nace o se hace? Son muchas las preguntas que uno se plantea cuando muestra interés por un libro de estas características, y es que empieza a ser bastante habitual oir hablar en el entorno empresarial y también fuera de él, de estas personas que ayudan a los profesionales en el campo de las organizaciones y también en su día a día, para mejorar profesional y personalmente.

Pues una vez leído y desgranado el fantástico texto de Beatriz Valderrama, llegamos a la conclusión de que no es fácil ser un mentor y muy complicado ser uno de los buenos. Editado por Pearson, «Desarrollo de competencias de Mentoring y Coaching» está basado en el mundo de la empresa y nos aporta claves para establecer una relación de éxito entre el mentor y el mentorando, analizando los valores y cualidades clave que debe tener el primero así como las fases de un proceso de mentoring destinado al éxito.

Para empezar, dice Valderrama, es fundamental conocerse a uno mismo. Esto que puede parecer evidente, no lo es tanto, y la autora nos demuestra con multitud de ejemplos como estamos llenos de sesgos y paradigmas de diferente naturaleza que nos impiden avanzar hacia un completo desarrollo de nuestra persona. Posteriormente, nos invita a iniciar la fase de desarrollo personal, muchas veces hemos hablado aquí del marketing personal y volvemos a hacerlo una vez más desde otra perspectiva más metodológica. Desde un punto de vista, mucho más emocional, la autora nos convence de que es posible cambiar y que solo es necesario un ciclo de aprendizaje continuo y profundo.

En una tercera fase, es momento de conocer a los demás, eliminando como anteriormente en nuestro caso, los posibles sesgos que tengamos en la valoración de personas. Y para finalizar, la que es, desde mi punto de vista, una de las fases más difíciles de aplicar, la necesidad de proyectar experiencias positivas a los demás, especialmente en un momento donde las circunstancias negativas toman fuerza en un ambiente de crisis hostil. 

Aunque todas estas fases pueden parecer evidentes, Beatriz Valderrama desarrolla de manera ejemplar una serie de planes de acción para avanzar en cada una de las etapas y mejorar en el conocimiento y el desarrollo personal, el conocimiento de los demás y la proyección de experiencias positivas.

Posteriormente dentro de la segunda parte del libro, entramos en una completa descripción de cómo debe ser un proceso perfecto entre mentor y mentorando, estableciendo una relación de confianza y compromiso, explorando y escuchando con empatía, retando y ayudando a definir los problemas o apoyando a la acción autónoma, entre otras acciones.

Dice Beatriz Valderrama en la parte inicial de su libro que, probablemente, todos nosotros hemos tenido en algún momento de nuestra etapa personal o profesional, personas que nos han ayudado de manera fundamental y que han sido un ejemplo para nuestra evolución futura.

Tanto si deseas convertirte en mentor de otros, como si lo que quieres es desarrollarte personalmente a través de alguna de las habilidades de la inteligencia emocional o «simplemente» deseas conocer mejor esta disciplina para aplicar alguna de sus patas en tu entorno profesional, no dejes de leer «Desarrollo de competencias de Mentoring y Coaching». Te ayudará a entender un poco más estas cuestiones tan relevantes en el momento actual (otromarketing – pablo jiménez)

Noticias relacionadas

Video presentación del libro 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.