5 categorías de vídeo digital

Estoy muy interesado en todo lo relacionado con el poder del vídeo en Internet. Por esta razón reviso, leo y permanezco al día de todas posibilidades que ofrece al mundo Online.

En el libro «Crea tu proyecto Tube», Roger Cusa indica que existen cinco categorías que están ganando tracción en la industria digital. A pesar de ser cinco conceptos muy conocidos, hay mucha confusión sobre su definición y, por tanto, no todo el mundo está hablando el mismo idioma. Son los siguientes:

1. Crea un universo con medios propios. Los medios propios son un canal que el creador controla. Los formatos más utilizados son las páginas Web, blogs o canales de video Online creados de manera expresa para el show.

Tienen cuatro ventajas principales:

  • la eficiencia en costes al no tener que invertir continuamente para que se muestren los contenidos en la Red.
  • la versatilidad de poder administrar una Web en cualquier momento y con la máxima rapidez.
  • el control de la Web nos permite ofrecer contenidos e información que nos parezca conveniente para el consumidor final.
  • – permite a la persona o empresa hacer una apuesta a lo largo plazo por su proyecto.

2. El entretenimiento es una actividad social. No subestimos el poder de las redes sociales como canal de vídeo Online. Con el adecuado tratamiento son potentes vehículos de distribución de vídeos, además de herramientas de promoción del contenido.

3. Webs para compartir vídeos. Todo el mundo conoce Webs como YouTube, Vimeo, etc. Son Webs que permiten compartir vídeos entre usuarios y que también alojan contenido profesional.

4. Canales temáticos de vídeo. Son evoluciones naturales de las Webs para compartir vídeo Online. Comparten, prácticamente, los mismos beneficios que las Webs de vídeo, con la posibilidad de insertar vídeos en otras páginas o comentar, calificar o compartir los vídeos en las redes sociales.

5. Plataformas de contenidos. Un punto de encuentro para consumidores y productores. Se trata de un espacio que actúa como un mercado donde los dos agentes pueden relacionarse y obtener algo de valor a cambio. En el caso de los consumidores, obtienen contenidos y aplicaciones. En el caso de los desarrolladores o productores, ingresos por los contenidos y aplicaciones vendidas.

Desde aquí os animo a investigar todas las posibilidades que el vídeo Online pone a tu disposición como herramienta de marketing y comunicación (pablo jiménez – otromarketing.es)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.